Páginas

jueves, 8 de marzo de 2012

Candados, llaves y amores contaminantes

Hace dos años se solicitó la retirada de los candados de los enamorados del puente que une Sevilla y Triana. Los enamorados, por suerte, muchos en Sevilla, habían llenado las barandillas del puente en señal de su amor con candados. Esta costumbre la trajeron los estudiantes Erasmus italianos emulando una escena de la novela y después película "Tengo ganas de tí" de Federico Moccia  en la que dos enamorados sellan su amor colgando un candado del romano Puente Milvio y arrojando después la llave al Tíber. Luego vino París, Praga, etc... Cualquier ciudad hoy tiene candados en algunos de sus puentes. El problema es que ese amor que se profesan los amantes está haciendo tambalear algunos puentes por no contar la contaminación que sufren los ríos con las llaves arrojadas hasta tal punto de que los Ayuntamientos estudian la manera de habilitar lugares especiales para la ubicación de dichos candados o incluso páginas web para su colocación virtual... y es que hay amores que son capaces de arrasar puentes y farolas... (LLAVES JML en Sevilla Capital... para candados que sellen amores... ;-) )


Foto arriba: Cristina Cañaveras
Foto farola: Espíritu Nómada

Love Locks from Islands & Rivers on Vimeo.

1 comentarios:

Javier Melendez Martin dijo...

Si el candado lo abre el Ayuntamiento... ¿Acaba el amor? Igual si los enamorados se lo plantean usan los candados para cosas útiles. Eso sí, hagan lo que hagan, que los compren en JML.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More