Páginas

miércoles, 6 de junio de 2012

Robos en verano

Entre las medidas más aconsejables para evitar robos en domicilio mientras estamos de vacaciones se encuentran cerrar las puertas con llave (No sólo cuando nos vamos de vacaciones sino también cuando sólo vamos a comprar el pan) y no dejar simplemente el resbalón, dejar las persianas un poco abiertas y contar con puertas blindadas. A ser posible con dos cerraduras, que tengan puntos fuertes en los laterales del marco y con los cantos metálicos para evitar la introducción de cualquier tipo de palanqueta. Si ya tiene una buena cerradura con al menos tres puntos fuertes, un cerrojo más nunca viene mal.

Cuando vivamos en un bajo es conveniente contar en todas las ventanas y terrazas con barrotes separados a menos de diez centímetros que no sobresalgan de la fachada para que no sirvan de apoyo y que estén empotradas a la pared, nunca atornilladas. Lo mismo ocurre con las ventanas que dan a patios interiores.

A tener en cuenta también que las tuberías y cableado en el exterior del edificio no pasen cerca de ventanas o balcones para evitar que los posibles amigos de lo ajeno puedan trepar hasta el domicilio. Entre las medidas más destacadas, están que las persianas de la ventanas no deben bajarse totalmente, a fin de no dejar señales visibles que evidencien que la vivienda esté desocupada. Otro aspecto importante para prevenir el robo es no divulgar la fecha de las vacaciones y la duración. Encargar a algún familiar que nos revise el buzón del correo para evitar la acumulación de publicidad que trasmita la sospecha de que en el domicilio no hay nadie durante un tiempo prolongado. Esperamos haberle sido de ayuda. Un saludo de LLAVES JML en SEVILLA capital. "Cuidenseme..."

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More