Páginas

martes, 25 de octubre de 2011

Las llaves de la discordia...


Hace un año aprox. hubo en Cádiz unos actos en honor a la constitución de 1.812 y el episodio que os vamos a contar ocurrió unos cuatro años antes de 1812, coincidiendo con el levantamiento del pueblo español contra la ocupación francesa en el cual los ingleses estaban implicados al estar también ellos en guerra con Francia. 
Después de varios enfrentamientos con los franceses en Lugo, el ejército inglés, al mando del General Sir John Moore, decide huir hacia las montañas coruñesas con la pretensión de llegar al puerto de la capital donde iban a llegar desde Vigo navíos en su ayuda. Pisándoles los talones por el Mariscal francés Nicolás J. D. Soult, su fuga fue penosa, donde el frío, el hambre y el cansancio hacían mella tanto en los soldados como en sus esposas y niños que les acompañaban.
Llegan a La Coruña el 11 de enero de 1.809 y al fin, el día 14, arriban los barcos ingleses, comenzando así el embarque de los heridos, la caballería y parte de la artillería. Quedando aún por embarcar 15.000 soldados ingleses, el día 15 comienzan las escaramuzas. Al día siguiente se enfrentan los dos ejércitos en los campos de Elviña donde cae herido de muerte el General John Moore el cual se encuentra actualmente enterrado en el Jardín San Carlos de Coruña. Con la ayuda del Capitán General de Galicia, D. Antonio de Alcedo, con solo dos batallones de milicias que logra contener el avance de las tropas francesas, embarcan silenciosamente las partidas inglesas, quedando en la retaguardia el Real Regimiento de Fusileros Welch mandado por el capitán Thomas Lloyd Fletcher. Este y su ayudante fueron los últimos en salir hacia las faluas para embarcar y decidieron antes cerrar el último portón de la ciudad pero la llave se atascó y para hacerla girar usaron una bayoneta para forzarla y así cerrarla.
El capitán Fletcher se llevó como “trofeo” dichas llaves a Inglaterra y estas fueron heredadas por sus hijos, las cuales donaron al Real Regimiento de Fusileros Welch Museo de H. Lloyd Fletcher en 1955 y donde están actualmente siendo reclamadas varias veces por las autoridades gallegas.

En la foto se pueden apreciar las melladuras ocasionadas por el filo de la bayoneta al forzarla, así como la placa de hierros originales donde se puede leer “POSTIGO DE PUERTA DE ABAJO”. Refiriéndose a la puerta denominada De la torre de abajo la cual daba entrada a los que venían por el camino de Betanzos y Santiago.

Fuente: PUBLICADO POR LOGAN Y LORY

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More